Se requiere de una alianza entre toda la sociedad para superar rezagos en el ámbito educativo: Supervisora Araiza

Comparte esta noticia

San José del Cabo.- El Grupo Madrugadores de Los Cabos en su reunión de este miércoles tuvo como invitada a la Supervisora de Primarias en la Zona Escolar Número 31, Dora Irma Araiza Díaz, quien dio un informe de cómo se encuentra la problemática en los cinco planteles de esta zona educativo del municipio de Los Cabos.

El coordinador anual del Grupo Madrugadores de Los Cabos, Oliver Perales dio la bienvenida e instalación de la asamblea, se dio lectura a la frase de la semana y la presentación de la invitada que presentó la ponencia: “La educación al servicio de la comunidad y la comunidad en alianza con la educación”.

En su exposición la invitada del Grupo Madrugadores de Los Cabos, reconoció que ha incrementado el rezago educativo en el nivel de primaria a más de año y medio de pandemia y de que se suspendieron las clases presenciales y expuso que se requiere de una alianza entre toda la sociedad para poder avanzar.

Es una realidad que los niños que no han contado con esa virtud del apoyo familiar al tener sus clases virtuales han quedado bastante atrás en el tema de aprovechamiento educativo y es una preocupación que debe ser para todos en la sociedad no solo a la educación y gobierno.

Comunicó que lamentablemente los gobiernos federales en sus políticas educativas los dineros que se destinan a nivel federal, estatal municipal son para construcción de aulas y pagos de maestros pero los demás gastos que se hacen en las escuelas corren a cargo de los padres y las escuelas.

Durante décadas desde que se abrieron las escuelas públicas en México el gobierno construye el edificio y paga personal y maestros pero de todos los bienes y servicios que una escuela ocupa lo demás lo han puesto los padres de familia durante todo el tiempo.

Durante año y 6 meses las escuelas no tuvieron tiendas escolares ni recursos propios para darle mantenimiento a las instituciones educativas, las asociaciones de padres no pudieron cooperar cuando ellos apenas si estaban teniendo las posibilidades de poder tener un trabajo, eso hizo que las escuelas sufrieran deterioro.

Dio a conocer que la zona escolar 31 tiene cinco planteles de educación primaria, en total cuenta con 1, 355 estudiantes, pero deberían de ser 1, 800 estudiantes pero no se han inscrito todos los alumnos que se tenían en matrícula antes de la pandemia, pudiera ser por varias causas una de ellas que las familias se hayan regresado a sus ciudades de origen.

Noticias relacionadas